Fui al teatro… y me reí mucho.

¿Alguien de l’Olleria podría imaginar que en una obra de teatro, en pleno corazón del centro de Madrid, se pronunciase el nombre de nuestro pueblo? Pues ayer pasó… y hoy te lo quería contar.

Hace sólo unas semanas, publicaba aquí una entrevista a David Laguía, Kirian Sánchez y Lucía Ramos para hablar de su obra de teatro: Porno Star. Ayer, por fin, me acerqué con unas amigas a los Teatros Luchana a disfrutar de ellos.

std

Ya sabéis lo mucho que me gusta la gente con talento y lo mucho que me gusta la gente con ganas e ilusión. Ayer, sobre el escenario, vi a ocho actores con ganas de comerse el mundo, entregados, locos, divertidos e impecables, representando una obra que es suya, en todos los sentidos. David Laguía, Kirian Sánchez, Lucía Ramos, Belén CE, Rubén Bernal, Mario Alonso, Laura Calero y Marta Wall, bajo la dirección de Darío Facal, son los guionistas, productores y protagonistas de esta comedia que ayer llenó el teatro e hizo ponerse al público en pie.

Si os digo la verdad, tenía grandes expectativas. Algunos de los actores son muy amigos míos, les conozco desde hace años y sé lo mucho que trabajan y luchan por hacer de su vocación su profesión, es obvio que les quiero mucho y que creo en ellos. Sabía que me iban a gustar. Lo cierto es que mis expectativas se superaron con creces, y no sólo es que me gustasen ellos y me gustase el resultado de su trabajo, de su creación y de su esfuerzo; es que me encantaron. Me encantaron a mí y encantaron a todos los que estaban allí, que llenaron el teatro de carcajadas y buena energía.

IMG_8971

IMG_8974

IMG_8975

IMG_8977

IMG_8980

Ellos están brillantes, con unos personajes muy peculiares, cada uno con algo especial… Y la obra no puede ser más divertida. Porno Star es una mezcla de locura, humor, diversión y arte, convertida en una explosión de trabajo bien hecho. No puedo estar más orgullosa de ellos. De verdad.

Los recién estrenados Teatros Luchana se encuentran en la calle Luchana, en pleno centro de Madrid, un espacio moderno que estoy segura se convertirá, con el tiempo, en un clásico de la capital. Llegamos bien justas, pero llegamos cuando la gente todavía estaba en la cola para entrar. Buscamos nuestros asientos, se apagaron las luces, nos quedamos en silencio y empezó la función…

Empezó la función y empezó la magia, la magia del teatro, de ver en directo la ficción, de sentir al artista tan cerca, de ver la cara del público, escuchar las risas, sentir los aplausos, mirar las sonrisas en las caras de todos los que estaban ahí… Vi a un público entregado y vi a mis amigos convertidos en otras personas, les vi crecerse, creérselo y les vi disfrutar, y yo fui muy feliz.

Un prostíbulo sin clientes, unas prostitutas muy peculiares, alocadas, divertidas e inocentes. Un proxeneta con ganas de dinero y un chico tontito que acabará sorprendiendo a todos… Un director de cine, una estrella porno y una flamante joven que sueña con ser actriz… Todos ellos en un mismo escenario, con un proyecto en común: rodar una película porno para que sea un éxito y, sobre todo, para que una banda de la mafia rusa no acabe con todos ellos.

IMG_9001

IMG_8987

IMG_8990

IMG_8996

¿Alguien de l’Olleria podría imaginar que en una obra de teatro, en pleno corazón del centro de Madrid, se pronunciase el nombre de nuestro pueblo? Pues ayer pasó… Una conversación entre dos de los personajes, un viaje al pasado, un intento de unir caminos, vidas y destinos… Un lugar y un nombre, y de repente escucho que aquello pasó en l’Ollera y que ella se llamaba Lorena. No pudo hacerme más ilusión y desde aquí quiero darle las gracias a mi querido David Laguía por un gesto tan, tan bonito y tan especial… Que me hizo soltar una carcajada y morir de ilusión. (Gracias brother, gracias y enhorabuena porque no puedes estar más espectacular…)

IMG_9024

IMG_9028

Sentimientos, sueños frustrados, muchas risas, un final sorprendente e incluso alguna que otra historia de amor. Porno Star es una locura… pero alguien me enseñó una vez que sólo hay que arrepentirse de las locuras que no se cometen… así que ¡bendita locura!

Aún quedan dos semanas, hasta  30 de junio podéis encontrarles los lunes y martes a las 20:30 en los Teatros Luchana. Estoy segura que os gustará mucho y que, al menos en ese rato, desconectaréis del mundo y de la vida que hay fuera, para adentraros en una historia única que os hará morir de risa… Y reír, amigos míos, alegra y alarga la vida a cualquiera.

IMG_9049

Kirian Sánchez, David Laguía, Belén CE y yo, tras acabar la función.

IMG_9044

David y yo.

Mi más sincera enhorabuena a todos y cada uno de los actores de esta maravillosa obra, porque al final, las cosas hechas con ganas se notan y ellos están insuperables. ¡Muchísimas felicidades y mucho éxito!

Ayer fui al teatro y me reí mucho, así que muchísimas gracias por contagiarnos vuestra energía y vuestra magia.

Que no paren los sueños…

IMG_9041

Con Patri, Sara, Carmen y Sandra, mis chicas guapas, con las que fui a ver la obra.

Buenas tardes, amigos.

Lorena.

 

Anuncios

Muertos de hambre.

Me gusta el otoño, me recuerda y no sé muy bien por qué a mis años en el colegio, a hojas que empiezan a cambiar de color en los árboles, a tonos amarillos y marrones…. Y ya sabéis que todo lo que venga acompañado de recuerdos, me resultará especial.

Hace un par de semanas, unos amigos vinieron a cenar a casa. David, Diego y Kirian son actores. El caso de kirian, del que muy pronto hablaremos con calma en el blog, es un caso particular porque cuando os diga quién es lo vais a recordar al instante. Le hemos visto crecer en televisión en una de las series más largas y conocidas de nuestro país, empezó siendo un niño y ha trabajado en la profesión prácticamente toda su vida. Hace años que no consigue trabajo. En la cena, en la sobremesa y en la tertulia, también estaba Sergio, actor y músico, al que muchos ya conocéis. Nos juntamos un grupo de buenos amigos y sobre todo, un grupo de personas que aman el arte y no se rinden ante los sueños, y hoy te lo quería contar,

De las personas que nos reunimos, dos viven un buen momento profesional, uno de ellos es protagonista de una serie que se emite en medio mundo y el otro no deja de tocar y vivir de su música, pero nos fue inevitable hablar de cómo se encontraban la mayoría de las personas, muchos de nuestros amigos y conocidos, que quieren entregar su vida al arte. En este país, nos encontramos, desde hace mucho tiempo, en un momento lamentable en el que ni jóvenes ni mayores tienen oportunidad de desarrollar sus capacidades y vivir de su verdadera vocación y profesión.

Si te preguntan a qué te dedicas y dices que eres médico, abogado, psicólogo o profesor… Nadie va a dudar de tu capacidad, y no quiero decir con esto que estos sectores tengan el trabajo más fácil ahora mismo, para nada, sólo quiero explicar que esas profesiones son aceptadas sin cuestionar hasta qué punto eres médico, abogado, psicólogo o profesor. En cambio, cuando vives en una sociedad que entiende el arte como ocio y cuando vives en un país dónde el gobierno intenta machacar la cultura, acabas cuestionando la capacidad de profesionalidad de una persona que te dice que es actor, músico, escritor, pintor, diseñador  o director de cine… Y al final, han hecho que lo cuestionemos, que lo infravaloremos y que entremos en ese bucle de mentes  vacías, aletargadas y lamentables.

la-cultura-no-es-un-lujo

La mayoría de las personas vivimos equivocadas cuando creemos que un actor es sólo aquel que sale en televisión, que un músico es aquel que llena estadios y vende millones de discos, que un pintor es aquel que murió hace años y ahora se expone en las mejores salas de todo el mundo, que un director de cine es aquel que revienta las expectativas en taquilla, que un diseñador es aquel que llena su pase en la Fashion Week y vende sus obras a un precio inalcanzable en las mejores tiendas del mundo o que un escritor es el que vende miles de libros y consigue una cola inmensa en El Corte Inglés ante miles de personas que esperan llevarse su ejemplar firmado a casa. Estamos muy, muy equivocados.

Conozco a muchísimos actores que trabajan en teatro, que no tienen miles de seguidores en las redes sociales pero viven de su trabajo, conozco a músicos que tocan en bares donde no hay más de veinte personas pero componen y son, seguramente, mucho más buenos que algunos que llenan estadios, conozco pintores que venden cuadros y pueden vivir de eso, directores que quizás no han conseguido ser millonarios con su trabajo, pero no por ello dejan de hacerlo, diseñadores de moda que venden sus prendas a precios asequibles a pesar de ser verdaderas obras de arte y conozco a escritores que llevan media vida escribiendo sin vender miles de libros.

Pero lo que es peor aún, conozco a muchísimos actores, músicos, pintores, directores, diseñadores o escritores que tienen que trabajar en muchas otras cosas más allá de su vocación (porque hablamos de vocación, señores) para conseguir poder pagar un alquiler, pagar unas facturas y poder tener una vida normal. ¿Cuántos de ellos trabajan de camareros en un bar, o de dependientes en una tienda de ropa? Así como miles y miles de jóvenes licenciados, con la esperanza casi destruida de que sus años por la facultad sólo les va a servir por el conocimiento que han adquirido y guardarán como un pequeño tesoro en su cabeza, porque ponerlo en práctica, desgraciadamente, está complicado.

SALIDA~1

Hace poco alguien me dijo una frase que se me grabó a fuego en la memoria (y en el corazón): “Son muy pocos puestos de trabajo para muchos candidatos…”. Esto es España y esto me llena de tristeza y desesperación.

Mi amiga, la diseñadora Laura Daluna, compartió en su Facebook un video y no dudó en mencionarme, porque al verlo, supo que me iba a encantar. Me conoce bien y no se equivocaba. Quiero que veáis este video, con la cabeza y el corazón, y quiero que todos aquellos que aún tengáis los sueños intactos no dejéis que os los rompan. A los que tenéis los sueños arañados, sabéis que siempre hay tiritas y que con ganas e ilusión, nunca vamos a dejar que acaben con nosotros… Somos unos muertos de hambre, pero nuestras almas están muy bien alimentadas.

Feliz comienzo de semana, amigos.

Lorena,