David Bisbal lo ha vuelto a hacer.

Lo ha vuelto a hacer. Como suele hacerlo siempre.

Lo ha vuelto a hacer, con los nervios de una primera vez, con la emoción de muchos conciertos a la espalda y un público que no deja de entregarse… David Bisbal ha vuelto a llenar El Palacio de los Deportes de Madrid y ha vuelto a emocionar a miles de personas. No quise perdérmelo y hoy, te lo quería contar.

Siempre he defendido que si ha llegado tan lejos, además de por su talento, ha sido por la pasión que siente y pone en su trabajo, por sus ganas constantes y sus sueños intactos, a pesar del tiempo y los éxitos.

10407146_10152933587671738_6350515012969249292_n

Hace unos meses, os hablaba de uno de sus conciertos, en este mismo escenario, con su recién estrenada gira que le ha llevado por todo nuestro país y gran parte de latinoamérica. Os contaba cómo él había puesto banda sonora a muchos momentos de mi vida y cómo yo, seguía disfrutando sus conciertos no de la misma forma, pero sí con el mismo sentimiento que hace ya unos cuantos años.

Un fin de gira siempre es algo especial, para el artista y su público, para ambos es una pequeña despedida, un hasta pronto, una despedida llena de música, color y una pequeña sensación de tristeza cubierta de felicidad, un sabor agridulce que prácticamente no tiene ni una pizca de amargo. Él estaba emocionado, estaba feliz. Rodeado de amigos, de su familia y de quince mil personas que no quisieron dejar de acompañarle en un concierto tan especial y único.

El BarClaycard Center fue llenándose poco a poco, sin prisa… pero no cabía nadie más a las ocho en punto. Se apagaron las luces y empezó el espectáculo.

10357181_10152933588781738_3515504504767619235_n

En esta nueva etapa musical en la que ha dejado atrás sus inolvidables patadas o sus miles de vueltas, un David Bisbal elegante y carismático abría la noche con Tú y Yo, una de las canciones más sonadas de su último trabajo discográfico, que lleva el mismo nombre. Más de dos horas de música, luces, bailes, emociones y palabras de cariño en las que no faltaron, por supuesto, los temas de este disco ni otros que ya se han convertido para sus seguidores en unos clásicos. Ave María, Silencio, Bulería, Torre de Babel, Esclavo de sus Besos, Diez mil maneras o Si pero no, entre otras, fueron capaces de poner a todo el mundo en pie, desde las gradas hasta la pista nadie dejó de bailar y disfrutar de los momentos más animados…

1507983_10152933587806738_415786351437128802_n

El concierto, por supuesto, tuvo sus momentos de romanticismo, de baladas, de nostalgia y de canciones que todos, alguna vez, hemos hecho protagonistas de alguna de nuestras historias. Dígale, Amar es lo que quiero, El ruido o Culpable… fueron, sin duda, momentos muy especiales de la noche.

Era un concierto especial y por ello, no quiso dejar de invitar a dos artistas y amigos a compartir escenario y público con él. La italiana Emma Marrone y el puertorriqueño Luis Fonsi, marcaron dos momentos estelares de la noche. Disfrutaron e hicieron disfrutar, y no hay nada más mágico que eso.

10367552_10152933588251738_2008208950403977614_n

10409605_10152933588576738_8059591957836535416_n

Es imposible no mencionar uno de los momentos más bonitos del concierto, casi al final, cuando el almeriense, completamente emocionado, casi no podía hablar y consiguió dedicarle una de sus canciones más bonitas, Mi Princesa, a la que era aquella noche, y es siempre, su fan más especial, a quién él citó cómo el gran amor de su vida, su hija Ella, que no dudó en saludar divertida y mandar besos a un público que fue testigo de aquella auténtica y verdadera declaración de amor, seguramente la más pura que sea capaz de sentir el ser humano.

Si hay un motivo por el que David Bisbal me produzca tanta admiración, por supuesto es su voz, su increíble y espectacular voz. Con el tiempo, sin ninguna duda, se ha hecho cada vez más grande sobre el escenario y estoy segura que cualquier persona, le guste su música más o menos, sería capaz de emocionarse y disfrutar de uno de sus conciertos.

10806210_10152933588541738_803241851368009564_n

10868133_10152933588866738_2617303427298522275_n

Más allá de su música, no podemos negar que es una persona que se hace querer y respetar. Creo que ya lo he dicho alguna vez, pero nunca he visto a nadie tratar con tanto cariño a los medios de comunicación, a sus fans, o destacar la importancia que sus músicos tienen en su escenario y su vida. Él es así, siempre tiene un segundo más, una sonrisa dispuesta y unas palabras de agradecimiento y eso, amigos míos, le facilita el trabajo a cualquiera.

10432469_10152933588341738_7352967900785539769_n

Para mí, la aventura de este disco, empezó en los cines Callao, hace ya unos cuantos meses, cuando junto a María Valverde, Kike Maíllo y demás protagonistas, presentó el mediometraje Tú y Yo. Os dejo la entrevista que hicimos para La Caja de Música, que es una de mis favoritas.

https://www.youtube.com/watch?v=KuccJpcq2IA

Hace más de trece años que le vimos por primera vez en televisión, con la inocencia pegada en la mirada y los sueños sin ser capaces de soñar todo lo que el destino le tenía preparado. Hoy, David Bisbal sigue derrochando simpatía, humildad y pasión por lo que hace. Quizás porque no se olvida de aquel joven que recorría Andalucía de la mano de la orquesta Expresiones, quizás no olvida a aquel joven que trabajaba en un vivero y le cantaba a las plantas, o quizás, simplemente, es porque es consciente de que tiene un trabajo diferente al de muchos otros, pero no deja de ser un trabajo por el que luchar y al que entregarse. Mientras siga derrochando estos valores y siga viviendo su carrera con nervios, emoción y entrega, mientras siga asombrándose cuando reciba un premio o siga soñando con tanta fuerza,  creo que seguirá siendo mágico para todos aquellos que le siguen.

1497683_10152933587821738_5307341634094775574_n

No puedo dejar de dedicarles este post a las dos Lydias (la rubia y la morena), a MZ y a Patri, porque de un modo u otro, bajo aquel escenario y aquellas luces, vivimos este concierto con la misma ilusión que cuando teníamos quince años, porque esta es la magia de la música y porque nosotras nos conocemos de la vida.

Enhorabuena a David, a los increíbles músicos que le acompañan y a Universal por poner tanto cariño en un proyecto que acaba siendo algo tan grande.

Nos vemos pronto…. Seguro.

10849780_10152933588681738_6393984937612385402_n

Todas las imágenes son de la página oficial de Facebook de David Bisbal.

Feliz tarde, amigos.

Lorena.

 

Anuncios

Barco a Venus…

Me gustan los domingos en los que no se tiene prisa… Mi intención era dormir hoy hasta que mi cuerpo aguantase, tenía la esperanza de pasarme toda la mañana entre las sábanas y abrir los ojos tras haber dormido muchas horas. En contra de mis expectativas, a las diez de la mañana mis ojos se han abierto como platos y entre eso y que mi perro me estaba diciendo que ya era la hora de salir, adiós a mis planes de dormir hasta las tantas… En fin, será la edad, que ya no perdona.

Hoy te quería contar una cosa que me pasa siempre… Es verdad, que cuando vivía en el pueblo era muy difícil ver a un vagabundo o a un “yonkie” en la calle, y en el momento que te trasladas a una ciudad grande, lamentablemente eso se ve a diario. Y el lamentablemente no es por mí, sino por ellos, por sus vidas y sus familias… A mí lo único que me produce es dolor en el corazón y siempre me preguntó que historia esconderán sus vidas, qué les habrá llevado hasta ese punto y ese extremo… Cuando veo a personas totalmente consumidas por las drogas, el alcohol o la mala vida, siempre me digo lo mismo “En algún momento de su vida fueron niños, fueron inocentes y fueron felices”, y siempre que voy con alguien, intento explicarle esa sensación y esos sentimientos. Aunque alguno de ellos haya tenido una vida tormentosa incluso desde la infancia, seguro que en algún momento, aunque sea efímero, han sido felices. Me doy cuenta la importancia que tiene andar siempre por un camino correcto, y no me olvido que incluso en los caminos correctos hay miles errores que debemos cometer, porque así debe ser la vida, y así somos los seres humanos. Nos equivocamos, rectificamos, nos volvemos a equivocar… El problema viene cuando los límites se sobrepasan y los caminos correctos o no correctos se convierten en una pesadilla, y a mí el tema de la drogodependencia siempre me ha causado terror.

El viernes viví una noche llena de emociones, de sentimientos, de lágrimas y risas en el musical de Hoy No Me Puedo Levantar.

slide32

Aún recuerdo el día en el que mi amiga Andrea me dijo que se iba a presentar al casting para el papel de María, la protagonista. Fui de las primeras y pocas personas en saberlo, y aquellos días pasamos juntas muchos, muchos nervios. En las pruebas, en la espera de la respuesta, en la emoción, en la duda, en la felicidad que sentíamos… Lo viví tan intensamente que una noche hasta lo soñé. En aquel sueño aparecía el cartel  y entre los personajes yo veía a Andrea, algo me decía que ese papel iba a ser suyo, se lo merecía. Poco después, los sueños fueron una realidad y Andrea no sólo protagonizaba la entrada de uno de los teatros más importantes de Madrid, sino que su cara aparecía en grande en autobuses, paradas de metro y medios de comunicación, era María, protagonista del musical con las canciones de Mecano. Recuerdo entre risas las tardes en su casa, cuando ya había empezado los ensayos, con el calor del verano y la felicidad en la mirada, cantándome estrofas o enseñándome bailes… Estaba feliz, muy, muy feliz. Este viernes se despedía de María, de su papel en el musical, de todos estos meses, de sus compañeros, de sus emociones, de su escenario, de su público… Era su última función y creo que todos los que la queremos y estábamos allí lo vivimos de una forma muy intensa.

Foto3_lq

Cuando la vi cantar, cuando la vi actuar, confirmé que ese papel era suyo. Era una María fantástica. Su dulce voz, su magia sobre el escenario, su sonrisa… Ese papel llevaba su nombre. Sé que vivió una noche muy emotiva, ahora lo sé porque lo he hablado con ella, pero incluso allí, desde lejos, entre el público sabía cuando ella estaba llorando de emoción, de verdad, más allá de las exigencias del guión. Me acompañaba Sergio y él ha trabajado mucho tiempo con Andrea y la quiere tanto como yo, y fue maravilloso poder compartir juntos la emoción que sentíamos al verla sobre el escenario. No sé si me emocionó más con su “Lía” o con “Hijo de la luna”… Estuvo brillante y creo que podría escribir muchas palabras y seguiría diciendo que no tengo las suficientes para describirlo.

Andrea

“La última función fue demasiado emocionante. Ver a todos mis compañeros pendientes de mí, cambiando textos y bailes para demostrarme su amor, me llenó de amor y tristeza a la vez. Me dio mucha pena pensar que nunca volveré a eso, a ese escenario, con esa gente que me quiere, con esas canciones y esos bailes…” Andrea Guasch.

la foto-99

Entre los protagonistas, dos amigos más forman el elenco del musical. Pude disfrutar de Angy, en su papel de Patricia, que aunque ya sabía que era una artistaza de los pies a la cabeza, verla sobre ese escenario, me emocionó mucho. Angy es una de esas personas guerreras y sensibles a la par, con una sonrisa siempre dispuesta, divertida y con una voz que a nadie puede dejar indiferente. Yo me sigo preguntando dónde le caben ese vozarrón y ese corazón tan grandes que tiene… Divertida y maravillosa. “Hawaii Bombay” nunca me parecerá tan genial después de haberla escuchado en su voz. Ella es grande, muy, muy grande y desde aquí quería recordárselo, para que no lo olvide nunca.

ANGY150

la foto-101

Xavi Navarro… Sé que no podría haber un Mario mejor que él… La química que los dos protagonistas nos regalaron fue tanta que yo tuve la piel de gallina de forma constante. Xavi es bueno, dulce y carismático. Nunca le había visto actuar, ni cantar, y me sorprendió muy gratamente. Estuvo perfecto y su voz y su sonrisa hicieron que todo fuese muy, muy bonito. Y claro, Xavi con su versión de “Me cuesta tanto olvidarte” fue el culpable de hacer estallar al público entre llantos y silencios que gritaban. Exquisito, perfecto, gigante.

Xavi-Navarro

la foto-98

Y fue en ese momento, en ese en el que nos contaba que entre el cielo y el suelo hay algo con tendencia a quedarse calvo cuando yo me ahogué en lágrimas y me acordé  de todas esas personas que muchas veces veo por la calle y me pregunto por qué han hecho eso con sus vidas y qué les ha llevado a destruirlas así, pensé en que ojalá todos los adolescentes de este país que empiezan a tener curiosidad por las drogas vean este musical, porque sin duda, el papel de Colate interpretado por Adrián Lastra me pareció brutal. Un joven lleno de sueños, de inocencia y felicidad, que deja su pueblo, su vida y su estabilidad por buscar aquello que realmente le hará feliz… Ser músico y poder triunfar. Entre triunfo y movida madrileña, el tonteo con las drogas acaba siendo un juego peligroso y serio y ver el deterioro de una persona, interpretado, repito, de una forma magistral, fue una de las cosas más emotivas e impactantes de toda la función. Porque a mí el tema de la drogodependencia siempre me ha causado terror.

la foto-100

HNMPL-New200

El musical estará hasta junio en el Arteria Coliseum, en la Gran Vía de Madrid. Creo que es el mejor musical que he visto jamás. Podéis encontrar toda la información aquí.

Un musical para bailar, reír, llorar, cantar y saber más que nunca que no has ido a Venus en un barco….

slide4-Paris

“Este musical ha sido muy importante para mí. Ha significado, sobre todo, mucho crecimiento como persona y como actriz”. Andrea Guasch.

la foto-97

la foto-102

Feliz domingo, amigos!

Lorena.