Muertos de hambre.

Me gusta el otoño, me recuerda y no sé muy bien por qué a mis años en el colegio, a hojas que empiezan a cambiar de color en los árboles, a tonos amarillos y marrones…. Y ya sabéis que todo lo que venga acompañado de recuerdos, me resultará especial.

Hace un par de semanas, unos amigos vinieron a cenar a casa. David, Diego y Kirian son actores. El caso de kirian, del que muy pronto hablaremos con calma en el blog, es un caso particular porque cuando os diga quién es lo vais a recordar al instante. Le hemos visto crecer en televisión en una de las series más largas y conocidas de nuestro país, empezó siendo un niño y ha trabajado en la profesión prácticamente toda su vida. Hace años que no consigue trabajo. En la cena, en la sobremesa y en la tertulia, también estaba Sergio, actor y músico, al que muchos ya conocéis. Nos juntamos un grupo de buenos amigos y sobre todo, un grupo de personas que aman el arte y no se rinden ante los sueños, y hoy te lo quería contar,

De las personas que nos reunimos, dos viven un buen momento profesional, uno de ellos es protagonista de una serie que se emite en medio mundo y el otro no deja de tocar y vivir de su música, pero nos fue inevitable hablar de cómo se encontraban la mayoría de las personas, muchos de nuestros amigos y conocidos, que quieren entregar su vida al arte. En este país, nos encontramos, desde hace mucho tiempo, en un momento lamentable en el que ni jóvenes ni mayores tienen oportunidad de desarrollar sus capacidades y vivir de su verdadera vocación y profesión.

Si te preguntan a qué te dedicas y dices que eres médico, abogado, psicólogo o profesor… Nadie va a dudar de tu capacidad, y no quiero decir con esto que estos sectores tengan el trabajo más fácil ahora mismo, para nada, sólo quiero explicar que esas profesiones son aceptadas sin cuestionar hasta qué punto eres médico, abogado, psicólogo o profesor. En cambio, cuando vives en una sociedad que entiende el arte como ocio y cuando vives en un país dónde el gobierno intenta machacar la cultura, acabas cuestionando la capacidad de profesionalidad de una persona que te dice que es actor, músico, escritor, pintor, diseñador  o director de cine… Y al final, han hecho que lo cuestionemos, que lo infravaloremos y que entremos en ese bucle de mentes  vacías, aletargadas y lamentables.

la-cultura-no-es-un-lujo

La mayoría de las personas vivimos equivocadas cuando creemos que un actor es sólo aquel que sale en televisión, que un músico es aquel que llena estadios y vende millones de discos, que un pintor es aquel que murió hace años y ahora se expone en las mejores salas de todo el mundo, que un director de cine es aquel que revienta las expectativas en taquilla, que un diseñador es aquel que llena su pase en la Fashion Week y vende sus obras a un precio inalcanzable en las mejores tiendas del mundo o que un escritor es el que vende miles de libros y consigue una cola inmensa en El Corte Inglés ante miles de personas que esperan llevarse su ejemplar firmado a casa. Estamos muy, muy equivocados.

Conozco a muchísimos actores que trabajan en teatro, que no tienen miles de seguidores en las redes sociales pero viven de su trabajo, conozco a músicos que tocan en bares donde no hay más de veinte personas pero componen y son, seguramente, mucho más buenos que algunos que llenan estadios, conozco pintores que venden cuadros y pueden vivir de eso, directores que quizás no han conseguido ser millonarios con su trabajo, pero no por ello dejan de hacerlo, diseñadores de moda que venden sus prendas a precios asequibles a pesar de ser verdaderas obras de arte y conozco a escritores que llevan media vida escribiendo sin vender miles de libros.

Pero lo que es peor aún, conozco a muchísimos actores, músicos, pintores, directores, diseñadores o escritores que tienen que trabajar en muchas otras cosas más allá de su vocación (porque hablamos de vocación, señores) para conseguir poder pagar un alquiler, pagar unas facturas y poder tener una vida normal. ¿Cuántos de ellos trabajan de camareros en un bar, o de dependientes en una tienda de ropa? Así como miles y miles de jóvenes licenciados, con la esperanza casi destruida de que sus años por la facultad sólo les va a servir por el conocimiento que han adquirido y guardarán como un pequeño tesoro en su cabeza, porque ponerlo en práctica, desgraciadamente, está complicado.

SALIDA~1

Hace poco alguien me dijo una frase que se me grabó a fuego en la memoria (y en el corazón): “Son muy pocos puestos de trabajo para muchos candidatos…”. Esto es España y esto me llena de tristeza y desesperación.

Mi amiga, la diseñadora Laura Daluna, compartió en su Facebook un video y no dudó en mencionarme, porque al verlo, supo que me iba a encantar. Me conoce bien y no se equivocaba. Quiero que veáis este video, con la cabeza y el corazón, y quiero que todos aquellos que aún tengáis los sueños intactos no dejéis que os los rompan. A los que tenéis los sueños arañados, sabéis que siempre hay tiritas y que con ganas e ilusión, nunca vamos a dejar que acaben con nosotros… Somos unos muertos de hambre, pero nuestras almas están muy bien alimentadas.

Feliz comienzo de semana, amigos.

Lorena,

Anuncios

Hasta siempre, Robin Williams.

A veces tienes esa necesidad de encender el ordenador y escribir. Lo que te quería contar hoy se pone en marcha por una noticia muy triste que ha conmocionado a la cultura, al arte y a las personas en todo el mundo.

Anoche, echando un vistazo a Twitter poco antes de dormir, miles de usuarios escribían y se hacía eco sobre el fallecimiento del actor Robin Williams. No me lo podía creer… Él fue uno de mis actores favoritos de todos los tiempos… Y me morí de pena.

Es curioso como a veces, sin conocer a alguien, puedes llegar a sentir tanto cariño por esa persona. A Robin Williams le quería mucha, muchísima gente. En cuestión de minutos, las redes sociales se llenaron de fotos suyas, de frases que se hicieron míticas en sus películas y mensajes de amor que demostraron lo grande que fue su trabajo.

Anoche sentí que una parte de mi infancia se iba con él… Yo he crecido con sus películas, como muchos de vosotros, los que me leéis, toda esa generación que hemos crecido acostumbrados a verle en nuestras pantallas, en muchas de nuestras películas favoritas. Muchos de nosotros hemos crecido con esa sonrisa mágica y esa mirada transparante que cautivó a miles de niños a través de varios personajes que ya son clásicos en el cine.

¿Cómo no íbamos a quererle? Si con él compartimos risas, ternura y lágrimas… Y esas cosas, al fin y al cabo, son las que nos hacen estar llenos de vida.

En la historia de mi vida hay muchas películas que vería miles de veces sin cansarme jamás, una de ellas es Señora Doubtfire, recuerdo cuando era niña lo mucho que me gustaba, lo mucho que me reía en la escena en la que se tuvo que hacer una mascarilla con nata o lo mucho que sufría en aquella cena, en dos mesas distintas, en un mismo restaurante, siendo él un rato y siendo ella en otros. Otra de mis películas favoritas de siempre es, sin ninguna duda, Jumanji. Jumanji forma parte de toda una generación, de todos aquellos que sufrimos la desaparición de Alan Parrish y su aparición muchos años después acompañado de monos, mosquitos gigantes, aventuras y un cazador… Vi Jumanji en el cine y me enamoré de ella. Recuerdo que el día antes de que saliese a la venta en VHS, mi madre fue a la tienda a pedir que me reservasen una cinta. La tuve en mis manos desde el primer día de su lanzamiento, y aquel día decidí invitar a medio colegio a casa a verla… Recuerdo a muchos niños sentados en el suelo de mi salón, niños a los que sólo conocía de vista, eran amigos de amigos, y sonrío de pensar la paciencia que tenía mi madre.

10589016_849081561776746_1962651113_n

El hombre bicentenario, Hook, El club de los poetas muertos, Patch Adams, Jack, Flubber… o Retratos de una obsesión (que me encantaba), entre otras muchas. Le recuerdo en todas y cada una de ellas y es inevitable no emocionarse. Se nos ha ido uno de los actores más grandes, pero su mirada y su magia permanecerán eternas en cada uno de sus trabajos, en cada uno de sus personajes.

Desde el principio de su carrera, Williams luchó con gran esfuerzo por conservar su personalidad única como humorista y para convertirse, al mismo tiempo, en un excelente actor de carácter. Tenía claro que no debía perder sus cualidades propias, pero que necesitaba dominar la interpretación para ser alguien en el mundo del cine. Consiguió realizar su objetivo. Considerado un actor de gran versatilidad tanto en comedia como en drama, gana finalmente el tardío reconocimiento de la Academia, que le otorga el Óscar por su actuación en Good Will Hunting, filmada en 1997.

10559734_336991373125887_2971528424867860640_n

No se han confirmado las causas de la muerte, pero se habla de suicidio. La vida más allá de la pantalla, no deja de ser vida, y los actores no dejan de ser seres humanos… Alguien que ha hecho y hará soñar y sonreír a miles de personas en todo el mundo ha decidido, supuestamente, quitarse la vida, y a mi se me parte el corazón.

Esta mañana he perdido a mi marido y a mi mejor amigo mientras que el mundo ha perdido a uno de sus más queridos artistas y una de sus mejores personas. Tengo el corazón hecho pedazos“, declaraba su esposa.

Hoy siento mucha pena… Hoy el arte, el cine y la cultura lloran… LLoran mucho, y mi alma cruje.

images

“Tanta paz lleves como risas nos dejas, Robin Williams”.

Robin-Williams-robin-williams-19683934-484-480

Gracias por todo, señor Williams. Hasta siempre.

Feliz martes, amigos.
Lorena.

Alex Martinez: “Tengo mucho camino por recorrer”.

¡Ya estamos en el ecuador de la semana y eso nos encanta a todos! Mañana jueves y sólo queda el último empujón, nos plantamos en el viernes casi sin darnos cuenta. A mí, a veces, me asusta que el tiempo pase tan rápido.

Hoy os traigo un nuevo post en forma de entrevista. Estuve con el actor Alex Martinez y hoy te lo quería contar….

Alex Martinez nace el 28 de septiembre de 1991 en Palma de Mallorca, es el segundo de cuatro hermanos, y desde muy joven ha tenido claro que quería darle vida a sus sueños y tenía clara cual era su pasión: la interpretación. Con sólo 15 años, aparece por primera vez en televisión, en un pequeño papel en la serie autonómica Laberint de Passions. Tras varios papeles pequeños y dando vida a varios personajes, su gran oportunidad llega cuando pasa a formar parte del reparto de una serie que seguro todos conocéis, Física o Química, que emitió Antena 3, que se estrenó en frebero de 2008 y duró hasta junio de 2011.

En busca de oportunidades y de dedicarse plenamente a esta profesión, Alex se instala en Madrid, donde no deja de estudiar interpretación. Tras haber trabajado en series de renombre como Bandolera o Isabel, sigue pensando que la formación es una base esencial y por ello, no deja de estudiar.

Tras varias semanas, intentando ponernos de acuerdo, me reuní con Alex hace unos días en una terraza del centro de Madrid. Alex Martinez es un joven lleno de humildad, con una sonrisa siempre dispuesta, constante y profesional, con las ideas muy claras y con una madurez que sorprende a su edad. Alex es un actor con muchísimos sueños y muchísimas ganas de trabajar, de aprender constantemente de esta profesión a la que ha decidido dedicarle gran parte de su vida. No os perdáis todo lo que me quiso contar, porque estoy segura que os va a encantar…

imgEs20130909124049

LQTC. Alex, bienvenido a Lo Que Te Quería Contar y mil gracias por estar aquí. Es un placer.
ALEX MARTINEZ. El placer es mío guapa, ¡al fin nos ponemos de acuerdo para la entrevista!

LQTC. Hace ya unos años, decides dejar tu Mallorca natal para trasladarte a Madrid en busca de tus sueños, ¿qué supuso este cambio para ti?
A.M. Supuso una nueva etapa en mi vida, supuso dejar atrás familia y amigos. Fué un momento duro pero necesario. La verdad que miro al pasado con muchísima nostálgia, pero estoy contento de haber tomado esa decisión y estar aquí hoy en día porque me permite hacer lo que realmente quiero.

LQTC. Eres una persona que siempre ha dado mucha importancia a la formación. De hecho, sé que a día de hoy sigues formándote y dando clases de interpretación. ¿Por qué es tan importante para ti?
A.M. Porque creo que a parte del talento natural que pueda tener un actor, esta profesión es una contínua búsqueda de emociones, de sensaciones, de herramientas que consigan sacar lo más puro de ti, para poder plasmarlo en los personajes que interpretes, para darles verdad. Creo que nunca paras de formarte como actor, porque siempre encuentras algo nuevo.

19717961.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx

21786_fer-y-salva-en-romeo-y-julieta

FoQ-salva

LQTC. Laberint de Passions, Yo soy Bea, Doctor Mateo, La pecera de Eva… Pero, sin duda, tu personaje de Salva en Fisica o Química marcó un antes y un después en tu carrera. ¿Cómo y en qué cambió tu vida a nivel personal y profesional a partir de ese momento?
A.M. Pues mucho, mucho, la verdad… Salva me dio fama y la oportunidad de tener un personaje fijo en televisión y posteriormente poder seguir trabajando. Recuerdo esa etapa con muchísimo cariño y nostalgia… a nivel personal me colocó en un lugar donde no había estado antes, inevitablemente moldea un poco a la gente que tienes a tu alrededor, pero, sin duda fui, muy feliz.

LQTC.Poco después llegó Bandolera y posteriormente Isabel. Es muy difícil en los tiempos que corren tener tanto trabajo, y supongo que te sientes muy afortunado por ello. Pero, ¿en algún momento has sentido que no era suficiente?
A.M. Si, ahora que no tengo trabajo siento que no es suficiente jaja. Esto va por etapas, hay veces que tienes mas o menos proyectos, hay temporadas largas sin nada y otras con mucho. En general si es verdad que me siento afortunado, pero también es verdad que soy bastante ambicioso y quiero más, creo que acabo de empezar en esto y tengo mucho camino por recorrer.

31

v2yz6a

A2qOl9uCcAAohqH.jpg-large

LQTC. Hablamos de dos series de época que ahora están tan de moda, a nivel personal, ¿qué te ha aportado trabajar en una época tan distinta a la tuya?
A.M. Te permite descubrir lugares o hechos históricos que nunca hubieras pensado vivir, o recrear. Utilizar otro lenguaje… en fin, es una experiencia. Pero siendo sinceros, tengo ganas de hacer algo actual.

LQTC. Si no hubiese sido Salva, ni Jairo ni el rey Boabdil, ¿qué personakes te habría gustado ser en cada una de esas series?
A.M. Uf… complicado, porque una vez tienes adjudicado el personaje que te toca hacer no piensas en los otros y a Salva, Jairo y Boabdil les tengo mucho cariño, creo que nos los cambiaría por ninguno.

LQTC. Tu personaje en Isabel, aunque la serie continúa, acabó hace algún tiempo. ¿qué proyectos tiene ahora mismo Alex Martínez?
A.M. Pues en Marzo terminé de grabar Las ovejas no pierden el tren, de Alvaro Fernandez Armero, que se entrenará supongo que a finales de este año. Es un papel de reparto, mas que nada es el detonante de una de las historias principales, pero es mi primer papel en cine y la verdad que muy contento, una experiencia nueva. Y nada, ahora mismo esperando a ver que sale.

alex-martinez_principalgaleriaapaisada

BMdd_WgCAAAQ9_p.jpg-large

alex-martinez-isabel-2

LQTC. Y, ¿qué me dices del teatro?
A.M. He hecho teatro pero nunca a nivel profesional, siempre han sido muestras de clase. La verdad que si que me gustaría subirme a un escenario. Es verdad que da mucho respeto, pero tiene una magia especial.

LQTC. ¿Cómo es tu día a día en Madrid?
A.M. Pues basicamente voy a clase, quedo con mis amigos, salgo de fiesta, veo películas, hago ejercicio… Pues la vida de un chico joven, vaya… no tiene mucho misterio. Si que es verdad que cuando tengo trabajo tengo menos tiempo libre, por eso ahora que no tengo nada aprovecho.

LQTC. ¿Crees que en algún momento volverás a vivir en Mallorca?
A.M. Es algo que nunca se sabe, la vida da muchas vueltas, pero mi idea es seguir aquí todo el tiempo que pueda y seguir trabajando. Me gusta volver a Mallorca, pero de vacaciones.

LQTC. ¿Qué crees que le falta a tu vida?
A.M. ¡Una buena novia y más trabajo!

LQTC. ¿Eres feliz, Alex?
A.M. Cuando tenga lo anterior lo seré más (risas).

LQTC. Y para finalizar, cuéntame. ¿Con qué sueña Alex Martinez?
A.M. Pues con poder vivir de lo que me gusta, con ser feliz y hacer felices a los que me rodean.

LQTC. Mil gracias por haber compartido este rato y estas palabras con nosotros, Alex. Que vengan muchos más éxitos y que nos volvamos a ver pronto.

A.M. Muchas gracias a ti.

45769_alex-martinez-estreno-segunda-temporada-isabel-festval-vitoria-2013_m

imgEs20131127032935

Feliz miércoles, amigos.

Lorena.

Victor Elías: “Siempre arriesgo todo”

Tras unos días muy grises, por fin sale de nuevo el sol… El invierno acabó como primavera y la primavera ha llegado en forma de invierno. El frío vuelve a las calles de Madrid y hoy os traigo un nuevo post en forma de entrevista.

Os hablaba hace muy poco de Cosas de Tríos, la obra de teatro que está ahora mismo en la Sala Nada de Madrid, y no he querido perderme lo que piensa sobre ella y qué proyectos tiene uno de sus protagonistas. Hoy, te lo quería contar.

Victor Elías nace el 3 de marzo de 1991 en Madrid. Con sólo cuatro años empieza a trabajar en varias obras de teatro como La vida breve, El cerco de Numancia o Mariana Pineda, pero no es hasta el año 1999 cuando aparece por primera vez en televisión en Ellas son así. Sin ninguna duda, interpretar el papel de Guille, uno de los personajes de la conocida serie de Telecinco Los Serrano, marca un antes y un después en su vida y en su carrera profesional.

1298218457020_f

victor_elias_guille_los_serrano

1393465052_879480_1393546154_sumario_grande

c4bb2aa2e6972601a961e75fd649782a

Victor no ha dejado de trabajar, su escuela en la interpretación ha sido su trabajo y los papeles que ha desarrollado en su vida, pero más allá del teatro y la televisión hay algo que sin duda, hoy por hoy, protagoniza su vida: la música. Le conozco desde hace tiempo y creo que cada persona que ha coincidido con él estará de acuerdo en que su simpatía y su sonrisa siempre dispuesta le hacen especial. Victor lleva toda su vida trabajando en lo que más le gusta y sabéis que para mí, eso sólo puede dar felicidad. Los que no le conocéis, espero que os acerquéis un poco más a él a través de esta entrevista.

Nos encontramos en una terraza del centro de Madrid, y entre café y risas pasamos un rato lleno de anécdotas que Victor quiso compartir con nosotros y que tú no te puedes perder.

_MG_5029

_MG_5033_2

LO QUE TE QUERÍA CONTAR: Buenos días Victor, bienvenido a Lo que te quería contar. Un placer tenerte aquí.

Víctor Elías: El placer es mío, muchas gracias a ti.

LQTQC: Vamos a empezar por el principio de todo. Con sólo cuatro años empiezas a trabajar en el mundo de la interpretación… ¿Qué recuerdas de todo aquello?

V.E: Recuerdo que me lo pasaba muy bien, para mi era como un juego. La primera vez que hice teatro era en vacaciones de verano, fue como “mi campamento de verano”.

LQTQC: ¿A esa edad un niño puede tener claro lo que quiere hacer, o podemos decir que se te impuso y resultó ser algo que te gustaba?

V.E: Es verdad que me llegó porque mi madre es actriz y fue algo que viví siempre de cerca. No llegó un día en el que dije “quiero ser actor”, pero evidentemente me gustaba y mis padres siempre han intentado que lo hiciese de una forma muy paulatina, respetando el colegio y mis estudios… Para mí era un juego y  me encantaba.

LQTQC: Sin ninguna duda, un momento crucial en tu vida personal y profesional fue ser uno de los protagonistas de Los Serrano. ¿Qué cambió a partir de ahí?

V.E: Pues no sé, muchas cosas… el salto a la fama, estar cinco años seguidos en un trabajo… Yo siempre digo que esa fue mi carrera, los cinco años de mi universidad, te cambia la percepción de las cosas y sobre todo aprendí mucho.

19696610.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx

vcj4muhgyyns3kmh8c4acbcf87cf14d_los-serrano

LQTQC: En ningún momento has estudiado interpretación… Podemos decir que la práctica ha sido tu escuela.

V.E: Sin ninguna duda. En el trabajo es donde yo me he formado y he aprendido esta profesión.

LQTQC: Cine, teatro, televisión… Y más allá de la interpretación, tu vida está volcada a la música. ¿Cómo es tu vida como músico y qué proyectos tienes ahora mismo?

V.E: Si… Mi vida como músico es normal, toco el piano y ahora mismo estoy viviendo más de la música que de la interpretación. Soy un músico mercenario, es decir, me voy con quien me llame. No tengo ningun proyecto en concreto, podemos decir que tengo muchos.

acc33692e290738766a66a8312f1ea3a

f9f7a14d8cccdb460b5c773bb68522e9

LQTQC: Si tuvieses que elegir… ¿Música o interpretación?

V.E: Siempre digo que no soy capaz de elegir, porque para mí las dos representan lo mismo: subir a un escenario y transmitir unos sentimientos. Es verdad que quizás la música tiene un punto en el que tienes más libertad, te permite jugar un poco más que el teatro y esa libertad me gusta, pero, sinceramente, no podría elegir.

LQTQC: ¿Qué es lo único que no arriesgarías jamás por tu profesión, bien sea la de músico o la de actor?

V.E: No sé… Creo que arriesgaría todo, siempre arriesgo todo.

LQTQC: Ahora mismo te podemos ver en el teatro con Cosas de tríos. ¿Contento con los resultados? ¿Qué nos puedes avanzar de la segunda parte?

V.E: La verdad que estoy muy contento… Tanto con mis compañeros como con el público. El público está respondiendo muy bien y a todo el mundo se le hace muy corto… Así que estoy muy feliz. Y de la segunda parte no puedo avanzarte mucho (risas) porque me acaba de llegar el guión. Puedo decirte que mi personaje en vez de estar con el personaje que interpreta Luisber, va a estar al lado del personaje de Alex.

LQTQC: ¿Por qué la gente tiene que ir a ver la obra?

V.E: Porque se lo van a pasar muy bien y se van a reír mucho… Creo que es una obra con un lenguaje muy televisivo y hace que el espectador esté muy a gusto. Es una obra cortita y muy divertida.

LQTQC: Vais a estar ahora de gira. Acabáis de estar hace una semana en Murcia… ¿Podemos anunciar ya más ciudades o todavía no está cerrado?

V.E: Nos han comentado un par de cosas… se baraja Gandia, Vigo… Estaremos en varias ciudades, pero la gira todavía no está cerrada.

1

LQTQC: Eres una persona muy conocida en nuestro país, e incluso han habido momentos de tu vida en los que eras un personaje público muy reclamado por los medios de comunicación, como fue la época en la que rodabas la serie de la que hemos hablado antes… ¿Cómo afecta esto a nivel personal? ¿La fama asusta?

V.E: Hay momentos para todo. Hay momentos en los que la fama gusta mucho y se agradece, pero también hay momentos duros, como por ejemplo cuando sólo tenía 14 o 15 años y no podía ir con mis amigos a cualquier sitio, o no podía hacer algo tan simple como subir en metro… Pero todo lo que te aporta bueno supera siempre a todo lo malo, sin duda. El problema que tenemos en este país, para mí, es que la fama tiene un sentido como que “todo el mundo es famoso”. Me duele que la gente me diga “eres famoso”, porque no soy famoso, soy actor. Creo que es la única putada de este país y la presión mediática, porque esto no sucede en otros países.

LQTQC: ¿Cómo imaginas tu vida dentro de diez años?

V.E: Pues la verdad que siempre digo que quiero tener una casa en Miami, así que supongo y espero que dentro de diez años la tendré… Me gustaría vivir en Estados Unidos y espero seguir tanto en la música como en la interpretación.

untitled

abre_ampliacion

Sin_titulo1

LQTQC: Cuando acabe Cosas de Tríos, ¿hay ya algún proyecto pendiente?

V.E: Hay varios proyectos, pero todavía nada cerrado. Así que de momento aún no puedo decir nada.

LQTQC: Para ir terminando, ¿Eres feliz, Victor?

V.E: Mucho, soy muy, muy feliz.

LQTQC: Muchísimas gracias por haber estado en Lo Que Te Quería Contar, por haber compartido con nosotros tus sueños, tu trabajo y tu tiempo. 

V.E: Mil gracias a ti.

_MG_5028_2

 

Fotografía de la entrevista: Miriam Agudo de Blas

Feliz miércoles, amigos!!!

Lorena.

 

Entre risas y aplausos… La llamada.

Como bien sabéis, soy sensible por naturaleza. Me emociono con millones de cosas, me duelen otros millones de cosas más y suelo llorar una vez al día. Soy muy feliz, y eso también me hace llorar a veces. Muchas veces lloro por el dolor ajeno, por historias y personas que no conozco, pero de las cuales conozco alguna historia y sé que la vida a veces ni es justa, ni fácil.  Muchas veces lloro de alegría, también por personas a las que no conozco absolutamente de nada, pero de las cuales conozco alguna historia, algún sueño, y veo cómo lo consiguen. Me gusta mucho que la gente consiga lo que desea… Y sobretodo, me gusta porque esa gente, en la mayoría de los casos, ha luchado para ver sus sueños hechos realidad. Ha puesto ilusión, esfuerzo, constancia y sobre todo, muchas ganas.

Ahora mismo, nos encontramos en una situación dónde las cosas son difíciles, y dónde todos los sectores se ven muy afectados, y uno de ellos es el arte, la cultura, que tanto deberíamos cuidar y proteger mientras quienes tienen el poder intentan derribarla. La literatura, es una de las grandes pasiones de mi vida. Leer y escribir son cosas esenciales para mí, porque me gusta leer y contar historias. También me gusta escucharlas, y cómo no, verlas. Sin saber muy bien cómo, Madrid me ha regalado muchos, muchos amigos a los que adoro que se dedican a la interpretación, que al igual que yo, pero de otro modo distinto, cuentan historias que no les pertenecen y saben hacer suyas. Quizás por eso nos entendemos bien. En estos últimos tres años, he vivido el amor por actuar muy de cerca, y eso me ha hecho valorarlo y quererlo más. Ver todas las caras que envuelven ese maravilloso mundo, que parece fácil desde el otro lado del televisor, o desde debajo de un escenario, pero que lleva muchas horas y años de sacrificio y dedicación. Incluso conlleva muchos momentos de éxito, y muchos meses sin trabajo. Es el sabor agridulce de un trabajo complicado en cuanto a estabilidad, y gratificante y mágico para quien lo ama de verdad.

Hace poco hablaba de la TV MOVIE de los Niños Robados. Te hablaba de monjas y de Macarena García… Hoy vuelven a ser protagonistas de mi post, pero por algo totalmente distinto.

Hoy te quería contar una historia que estoy segura que ni los propios protagonistas recuerdan. Hace unos meses, una noche cualquiera en un bar cualquiera de Madrid, estaba con unos amigos y entre el grupo de gente que éramos estaban Javier Calvo y Javier Ambrossi, a los que conocía por primera vez, por esos amigos en común que nos unían. Aquella noche, ellos me hablaron de La LLamada. Me hablaron de un musical que se iba a estrenar en el hall del Teatro Lara, del cual eran directores  y cuya protagonista sería Macarena García, que recientemente había ganado el Goya 2013 a Mejor Actriz Revelación por Blancanieves. El musical, que contaba con pocos recursos pero con un pequeño y maravilloso elenco, me lo presentaron con muchas ganas e ilusión. Y eso, como ya os he dicho, nunca falla. La historia se basaría en un campamento de monjas, dónde a una de las protagonistas se le aparecería Dios por las noches, cantándole canciones de Whitney Houston. Además de ello, habría una banda de rock tocando en directo. Buena pinta tenía, sin ninguna duda. Y prometí ir. Las entradas se agotaban casi todos los días, y por unas cosas u otras, al final no pude ver la obra. Sabía que volverían a representarla unos meses después, así que esta vez no fallaría.

13829734422934-0-468x351

Hace justo un mes, se presentaba ante la prensa el retorno del musical y esta vez sobre el escenario principal. Acudí a la cita de prensa con mis compañeros de La Caja de Música, dónde pude ver quince minutos de la obra y entonces supe que necesitaba verla.

Madrid, por suerte, es una ciudad con mucha vida cultural. No sólo las obras de más renombre acarician los teatros de la ciudad. Hay muchísimos actores, muchísimos escenarios y muchísimas historias en los teatros de las calles paralelas dispuestos a emocionarte y hacerte soñar. El viernes pasado, por fin, fui a ver La Llamada.

Si te digo la verdad, tenía un poco de miedo. Había puesto grandes expectativas en el musical, y le había prometido a quién me acompañaba que le iba a encantar. Tenía miedo a decepcionarme, a pesar de haber leído muchas críticas buenas. Mi acompañante es actor, entiende de interpretación mucho más que yo y sabía que él iba a ser mucho más crítico, y quizás temía más su opinión que la mía, porque la obra la había elegido yo. Pero, ¿sabéis que nos pasó? Que reímos a carcajadas, sin descanso. Y fue maravilloso.

Unknown

María (Macarena García) y Susana (Andrea Ros) son dos adolescentes comunes, que quieren divertirse, salir de fiesta, bailar y hacer locuras. Además, su consolidada amistad está combinada por su amor a la música y su sueño de crear un grupo de electro-latino. Ambas son extrovertidas, risueñas, llenas de vida y locura… Aunque todo cambia cuando María empieza a tener un comportamiento extraño, que Susana no entiende y que ella no es capaz de confesar. Ve a Dios (Richard Collins-Moore) , cada noche, vestido de traje y cantándole canciones de esa negra que murió, cuyo nombre no consigue recordar…

13829703223571-0-680x276

Custodiadas por dos monjas con actitud totalmente antagónica, serán castigadas tras haberlas pillado en una de sus escapadas nocturnas. Milagros (Belén Cuesta) es una monja joven, que te hará reír con ternura, te emocionará y sacará tu lado más sensible. Inocente, dulce y comprensiva, su cabeza está llena de dudas que no se atreve a pronunciar en voz alta. Por otro lado, Bernarda (Gracia Olayo) es una monja estricta, de carácter fuerte que te arrancará las carcajadas desde la imposición y el respeto, y que te descubrirá que todo ser humano tiene un lado sensible por descubrir…

Macarena-García-acude-a-La-Llamada-musical-de-Dios-en-el-Teatro-Lara

Canciones originales, música en directo y una mezcla de sentimientos y valores que no dejarán a nadie indiferente. A los ateos les hará reír sin parar, sin revelarse al pensar que están viendo una obra que habla de religión y fe. A los más creyentes, por otro lado, les arrancará las mismas risas, porque se habla de la religión desde el respeto y la originalidad. Exquisita es la interpretación de las actrices y el actor. Salí realmente fascinada con cada uno de ellos, y también mi acompañante, al que le gustó mucho más de lo que él mismo esperaba. Nos sorprendió mucho la faceta de cantantes de Andrea y Macarena, que están brillantes las dos. La LLamada es una de esas obras que hay que ver. Un musical al alcance de todos, con entradas por sólo 18 euros, en uno de los teatros más importantes de Madrid. Mientras ríes te emocionarás con temas como la amistad, el respeto, el amor, la incertidumbre, la homosexualidad y la fe. Podéis seguir todas sus noticias en su Twitter oficial: @lallamada_ y disfrutar de la obra los viernes a las 22.30h, los sábados a las 23.30h y los domingos a las 20.30h.

13829702754481-0-680x276

protagonistas-Llamada-saludaron-emocionados-finalizar_MDSIMA20131019_0036_9

“La llamada es un sueño”, Andrea Ros.

Siempre insisto en la ilusión, los sueños y la persecución de ellos, pero ya veis que es realmente importante que uno luche por lo que realmente desea. No podemos quedarnos de brazos cruzados y esperar que nuestros objetivos vengan a buscarnos. Corren tiempos difíciles y todos lo sabemos, por eso ahora, con más ganas que nunca, debemos luchar por lo que queremos, por lo que deseamos, haciendo el camino para llegar a nuestra meta. Si nos ponen la zancadilla, la saltaremos, y si nos caemos, nos levantaremos siempre con una sonrisa… Si quieres, todo llega. Id a ver La llamada, dejad que os empape la risa, que os entren las ganas de cantar, de gritar, de saltar y de luchar… Apoyad el arte, haced fuerza para respaldar la cultura. No os rindáis jamás.

Yo ya he sentido la llamada. Y tú, ¿a qué esperas? La vida es más bonita si la vivimos entre risas y aplausos…

Buenas noches, amigos.

Lorena.