Barco a Venus…

Me gustan los domingos en los que no se tiene prisa… Mi intención era dormir hoy hasta que mi cuerpo aguantase, tenía la esperanza de pasarme toda la mañana entre las sábanas y abrir los ojos tras haber dormido muchas horas. En contra de mis expectativas, a las diez de la mañana mis ojos se han abierto como platos y entre eso y que mi perro me estaba diciendo que ya era la hora de salir, adiós a mis planes de dormir hasta las tantas… En fin, será la edad, que ya no perdona.

Hoy te quería contar una cosa que me pasa siempre… Es verdad, que cuando vivía en el pueblo era muy difícil ver a un vagabundo o a un “yonkie” en la calle, y en el momento que te trasladas a una ciudad grande, lamentablemente eso se ve a diario. Y el lamentablemente no es por mí, sino por ellos, por sus vidas y sus familias… A mí lo único que me produce es dolor en el corazón y siempre me preguntó que historia esconderán sus vidas, qué les habrá llevado hasta ese punto y ese extremo… Cuando veo a personas totalmente consumidas por las drogas, el alcohol o la mala vida, siempre me digo lo mismo “En algún momento de su vida fueron niños, fueron inocentes y fueron felices”, y siempre que voy con alguien, intento explicarle esa sensación y esos sentimientos. Aunque alguno de ellos haya tenido una vida tormentosa incluso desde la infancia, seguro que en algún momento, aunque sea efímero, han sido felices. Me doy cuenta la importancia que tiene andar siempre por un camino correcto, y no me olvido que incluso en los caminos correctos hay miles errores que debemos cometer, porque así debe ser la vida, y así somos los seres humanos. Nos equivocamos, rectificamos, nos volvemos a equivocar… El problema viene cuando los límites se sobrepasan y los caminos correctos o no correctos se convierten en una pesadilla, y a mí el tema de la drogodependencia siempre me ha causado terror.

El viernes viví una noche llena de emociones, de sentimientos, de lágrimas y risas en el musical de Hoy No Me Puedo Levantar.

slide32

Aún recuerdo el día en el que mi amiga Andrea me dijo que se iba a presentar al casting para el papel de María, la protagonista. Fui de las primeras y pocas personas en saberlo, y aquellos días pasamos juntas muchos, muchos nervios. En las pruebas, en la espera de la respuesta, en la emoción, en la duda, en la felicidad que sentíamos… Lo viví tan intensamente que una noche hasta lo soñé. En aquel sueño aparecía el cartel  y entre los personajes yo veía a Andrea, algo me decía que ese papel iba a ser suyo, se lo merecía. Poco después, los sueños fueron una realidad y Andrea no sólo protagonizaba la entrada de uno de los teatros más importantes de Madrid, sino que su cara aparecía en grande en autobuses, paradas de metro y medios de comunicación, era María, protagonista del musical con las canciones de Mecano. Recuerdo entre risas las tardes en su casa, cuando ya había empezado los ensayos, con el calor del verano y la felicidad en la mirada, cantándome estrofas o enseñándome bailes… Estaba feliz, muy, muy feliz. Este viernes se despedía de María, de su papel en el musical, de todos estos meses, de sus compañeros, de sus emociones, de su escenario, de su público… Era su última función y creo que todos los que la queremos y estábamos allí lo vivimos de una forma muy intensa.

Foto3_lq

Cuando la vi cantar, cuando la vi actuar, confirmé que ese papel era suyo. Era una María fantástica. Su dulce voz, su magia sobre el escenario, su sonrisa… Ese papel llevaba su nombre. Sé que vivió una noche muy emotiva, ahora lo sé porque lo he hablado con ella, pero incluso allí, desde lejos, entre el público sabía cuando ella estaba llorando de emoción, de verdad, más allá de las exigencias del guión. Me acompañaba Sergio y él ha trabajado mucho tiempo con Andrea y la quiere tanto como yo, y fue maravilloso poder compartir juntos la emoción que sentíamos al verla sobre el escenario. No sé si me emocionó más con su “Lía” o con “Hijo de la luna”… Estuvo brillante y creo que podría escribir muchas palabras y seguiría diciendo que no tengo las suficientes para describirlo.

Andrea

“La última función fue demasiado emocionante. Ver a todos mis compañeros pendientes de mí, cambiando textos y bailes para demostrarme su amor, me llenó de amor y tristeza a la vez. Me dio mucha pena pensar que nunca volveré a eso, a ese escenario, con esa gente que me quiere, con esas canciones y esos bailes…” Andrea Guasch.

la foto-99

Entre los protagonistas, dos amigos más forman el elenco del musical. Pude disfrutar de Angy, en su papel de Patricia, que aunque ya sabía que era una artistaza de los pies a la cabeza, verla sobre ese escenario, me emocionó mucho. Angy es una de esas personas guerreras y sensibles a la par, con una sonrisa siempre dispuesta, divertida y con una voz que a nadie puede dejar indiferente. Yo me sigo preguntando dónde le caben ese vozarrón y ese corazón tan grandes que tiene… Divertida y maravillosa. “Hawaii Bombay” nunca me parecerá tan genial después de haberla escuchado en su voz. Ella es grande, muy, muy grande y desde aquí quería recordárselo, para que no lo olvide nunca.

ANGY150

la foto-101

Xavi Navarro… Sé que no podría haber un Mario mejor que él… La química que los dos protagonistas nos regalaron fue tanta que yo tuve la piel de gallina de forma constante. Xavi es bueno, dulce y carismático. Nunca le había visto actuar, ni cantar, y me sorprendió muy gratamente. Estuvo perfecto y su voz y su sonrisa hicieron que todo fuese muy, muy bonito. Y claro, Xavi con su versión de “Me cuesta tanto olvidarte” fue el culpable de hacer estallar al público entre llantos y silencios que gritaban. Exquisito, perfecto, gigante.

Xavi-Navarro

la foto-98

Y fue en ese momento, en ese en el que nos contaba que entre el cielo y el suelo hay algo con tendencia a quedarse calvo cuando yo me ahogué en lágrimas y me acordé  de todas esas personas que muchas veces veo por la calle y me pregunto por qué han hecho eso con sus vidas y qué les ha llevado a destruirlas así, pensé en que ojalá todos los adolescentes de este país que empiezan a tener curiosidad por las drogas vean este musical, porque sin duda, el papel de Colate interpretado por Adrián Lastra me pareció brutal. Un joven lleno de sueños, de inocencia y felicidad, que deja su pueblo, su vida y su estabilidad por buscar aquello que realmente le hará feliz… Ser músico y poder triunfar. Entre triunfo y movida madrileña, el tonteo con las drogas acaba siendo un juego peligroso y serio y ver el deterioro de una persona, interpretado, repito, de una forma magistral, fue una de las cosas más emotivas e impactantes de toda la función. Porque a mí el tema de la drogodependencia siempre me ha causado terror.

la foto-100

HNMPL-New200

El musical estará hasta junio en el Arteria Coliseum, en la Gran Vía de Madrid. Creo que es el mejor musical que he visto jamás. Podéis encontrar toda la información aquí.

Un musical para bailar, reír, llorar, cantar y saber más que nunca que no has ido a Venus en un barco….

slide4-Paris

“Este musical ha sido muy importante para mí. Ha significado, sobre todo, mucho crecimiento como persona y como actriz”. Andrea Guasch.

la foto-97

la foto-102

Feliz domingo, amigos!

Lorena.

Anuncios

3 pensamientos en “Barco a Venus…

  1. Increible el musical, no tuve la suerte de poder ir a verla en esta etapa, fui hace un par de años cuando fue la primera etapa del musical con otros actores. Pero la emoción imagino que la misma comparto profundamente la sensación que te llena en el momento de la “despedida” de Colate, como pronuncia la frase, Me voy a morir. Grandioso el trabajo de todos, ojala tengan todo el éxito que se merecen

  2. Me has emocionado tanto con esta entrada…
    No he tenido la suerte de poder ver el musical aún pero espero hacerlo.
    Es bonito ver con el cariño que hablas de Andrea. Yo no la conozco pero la vi en Málaga en el festival en Abril y fueron un par de palabras las que intercambié con ella y me ganó por completo.
    Tampoco conozco a Angy ni a Xavi y tampoco conozco a Adrian pero a Angy y a Adrian les llevo siguiendo mucho tiempo y sé que Angy es una artistaza que por donde va deja arte porque es lo que es ella ARTE y a Adrian Lasta le tengo mucho cariño por lo mismo, son muchos años los que llevo admirándole y sé que esa voz que tiene y lo maravilloso que es actuando no tiene precio, a parte me consta que es una gran persona.

    Un saludo Lorena,
    http://marclifford.blogspot.com/

    • Muchísimas gracias por tu comentario, María. Me alegro que te gustase tanto este post… Vivir el musical de esta forma fue algo realmente emocionante y si he conseguido transmitiros parte de lo que yo sentí, he cumplido mi objetivo. Gracias por leerme. Un abrazo fuerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s